Menú principal

Tener mejores relaciones sexuales (ellas)

mejorar el rendimiento sexual

Contar con un buen estado físico contribuye a tener mejores relaciones sexuales, aunque no todo el mundo lo tiene en cuenta y se tiende a pensar que solamente es cuestión de ir cambiando de postura y hacer la relación más variada.

La variedad está bien, pero una relación sexual puede mejorarse notablemente con una serie de ejercicios muy sencillos.

Por ejemplo, para tener mejores orgasmos, hacer ejercicios como las elevaciones de cadera, será de gran utilidad. El objetivo es fortalecer los músculos pélvicos, con lo que se intensificarán las contracciones orgásmicas. Además, con este ejercicio se conseguirá una mayor flexibilidad en la zona de la espalda.

Los ejercicios de Kegel también colaborarán a fortalecer el orgasmo y a hacer que sean más intensos y frecuentes. El músculo pubococcígeo es el encargado de contraer el músculo y controlar el flujo de la orina, siendo los mismos que se contraen durante el orgasmo, por lo que son otros de los ejercicios que debemos tener en cuenta a la hora de mejorar nuestro rendimiento sexual.

Estos ejercicios se hacen contrayendo los músculos de la vagina, después relajar, contraer y volver a relajar muy lentamente. Cada contracción debe durar unos cinco segundos y el relax otros tantos. Con el paso del tiempo podremos ir aumentando las contracciones de hasta 20 segundos, consiguiendo mejores resultados en muy poco tiempo.

Los abdominales son un clásico en los ejercicios y hacerlos a diario mejorará nuestra fuerza y estabilidad para poder mantener durante más tiempo las diferentes posiciones así como la espalda más firme.

Para hacerlos correctamente nos tumbaremos en el suelo, pondremos las manos cruzadas sobre el pecho y llevaremos el torso hacia arriba, procurando no elevar las caderas del suelo. Mantendremos esa posición durante unos 3 segundos y volveremos a donde estábamos. Lo mejor es hacer dos o tres series de 5 o 10 abdominales, dependiendo de nuestro estado físico e ir aumentando con el paso del tiempo.

Las sentadillas contribuirán también a tener una mayor resistencia en nuestras relaciones sexuales. Para hacerlas hay que ponerse de pie con las piernas ligeramente separadas, con los pies perpendiculares a los hombros y flexionar las rodillas llevando hacia atrás la pelvis, simulando sentarnos en una silla.

Volveremos a la posición inicial y repetiremos el ejercicio varias veces. Con este ejercicio se fortalecerán los glúteos y los muslos, proporcionándonos más resistencia y fuerza para poder hacer diferentes posiciones.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>