Menú principal

Sexualidad y discapacidad

sexualidad y discapacidad

La sexualidad es un mundo en cada ser humano. Y es que cada uno vivimos esta faceta de la vida de una manera diferente. Las personas con discapacidad han querido expresar este mismo mensaje para mostrar al mundo que ellos también disfrutan del sexo y no quieren ser tratados como niños. Bajo el título de “Yes, we fuck!”, está un documental que quiere enseñar cómo se relacionan sexualmente los individuos con diversidad funcional. Este proyecto, impulsado por Antonio Centento (activista de Vida Independiente) y Raúl de la Morena (realizador de documentales), pretende dar voz a colectivos que no suelen tener demasiado protagonismo en los medios de comunicación convencionales.

La iniciativa intenta financiarse mediante una campaña de crowdfunding (descubre más sobre este sistema en Wikipedia). No se trata sólo de analizar cómo es la sexualidad en discapacitados, sino establecer un hueco para el diálogo entre los diferentes sectores de la sociedad actual. Los responsables del documental aseguran que las grabaciones han servido de punto de encuentro entre colectivos que, desde entonces, trabajan conjuntamente en aspectos relacionados con la sexualidad (personas LGBT, intersex, queer…).

Cinco historias

El documental “Yes, we fuck!” narra seis historias, todas ellas relacionadas con algún matiz de la sexualidad y discapacidad. Se trata de hechos reales que muestran cómo el sexo puede servir para reivindicar los derechos de las personas. Así, la cinta se abre con el colectivo Post-op. La cámara capta cómo este equipo imparte un taller de postporno a personas con diversidad funcional. A través de la pantalla, también conoceremos a Miriam, una mujer que utiliza una silla de ruedas, que habla acerca de su relación con Pama, un hombre de nacionalidad india.

La historia de Linda y Oriol es sorprendente. Él padece parálisis cerebral y ella hace servicios de BDSM (que abarca el bondage, la disciplina, la dominación, la sumisión, el sadismo y el masoquismo). Y nos explican cómo fue su primer encuentro. El cuarto relato corresponde a Mertxe, una mujer ciega que asiste a un taller sobre la eyaculación femenina. Allí conoce a Kani, un chico que nació con genitales femeninos.

La última historia retrata un debate sobre sexualidad y discapacidad. Un grupo de jóvenes intercambia impresiones y experiencias acerca de sus preferencias sexuales. De forma paralela, varios progenitores hablan sobre su influencia en las relaciones íntimas de sus hijos. La sexta historia todavía no ha sido grabada. Los responsables del documental quieren prestar su cámara a todo aquel que tenga algo que decir sobre su propia sexualidad.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>