Menú principal

Los secretos del sexo tántrico

sexo tántrico

Es una técnica que lleva practicándose desde hace miles de años, pero aún es desconocida para buena parte de la población occidental. Hablamos del sexo tántrico, una disciplina que emplea el deseo y la excitación sexual como herramientas para conseguir la realización de la persona. El tantra o tantrismo está relacionado con el hinduismo y el budismo (más información en http://es.wikipedia.org/wiki/Budismo), entre otras tendencias religiosas. La esencia del sexo tántrico es espiritual, por lo que los procesos mentales tienen más peso que los puramente físicos.

Así las cosas, esta modalidad sexual y filosófica no busca llegar al orgasmo como fin último. De hecho, el sexo tántrico pretende retrasar el momento álgido hasta que la pareja esté perfectamente acoplada desde el punto de vista emocional. Y es que el tantrismo señala que es posible canalizar la energía a través de los encuentros íntimos. Es como si las personas se cargasen de esa fuerza y positividad durante las relaciones sexuales y luego pudieran aplicarla en otros ámbitos de sus vidas.

Tacto y respiración

Dado que conseguir el orgasmo no es la meta final, el sexo tántrico pone el acento en los preliminares. Las emociones son las protagonistas en estos encuentros, por lo que el tacto y la respiración tienen una gran relevancia. Los masajes y las caricias están especialmente indicados para que la pareja se conozca y aprenda a darse placer mutuamente. El contacto visual también es muy importante porque ayuda a que ambos se compenetren. Hay que disfrutar de cada momento, sin pensar en lo que viene después.

Para lograr una total relajación, el encuentro debe tener lugar en un sitio agradable y alejado de interrupciones externas. Después de la primera toma de contacto, la pareja puede estimular los genitales, de forma leve al principio para ganar intensidad de manera progresiva. Los besos en cualquier parte del cuerpo aumentarán la excitación, por lo que deben darse con suavidad. Los amantes pueden emplear todo el tiempo que deseen en practicar estos juegos íntimos antes de realizar el coito.

A la hora de llevar a cabo la penetración, ésta debe realizarse con control y manteniendo el ritmo. En este punto, cobra especial importancia la postura: es esencial elegir una que no acelere el proceso. Para retrasar el momento del orgasmo, la pareja debe continuar con una respiración pausada y, además, el hombre puede contraer los músculos del perineo para retardar la eyaculación. Ya te hemos dado las claves del sexo tántrico, ahora te toca a ti decidir si quieres probarlo.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>