Menú principal

¿Se puede tener sexo durante el embarazo?

sexo durante el embarazo

Muchas mujeres se abstienen de practicar el sexo durante el embarazo. Ya sea por condicionamientos psicológicos, cambios hormonales o por pudor ante los cambios que el embarazo lleva a su figura, lo cierto es que muchas embarazadas renuncian al sexo, cuando ninguna razón objetiva ni científica lo hace necesario. Al contrario de lo que se piensa, el sexo al final de los nueves meses de embarazo no hace que el parto se adelante, ni se resiente el deseo sexual (cosa que, sin embargo, si sucede en el postparto). Salvo si hay problemas de hemorragias o rotura de la bolsa, estamos ante un embarazo de alto riesgo o se presenta placenta previa no hay ningún motivo para renunciar a llevar una vida sexual perfectamente normal. En este caso, tu médico debe ser el encargado de explicarte las diferentes posibilidades y escenarios.

Las posiciones

Especialmente a partir del segundo o tercer mes no es del todo seguro que la mujer se ponga boca arriba para practicar el sexo. En este sentido, la mejor postura sería la mujer encima, de manera que ésta puede controlar el ritmo de la práctica sexual y adecuarlo a sus nuevas condiciones físicas. Inclinada apoyándose sobre manos y rodillas o ladeada, con la pareja detrás, son otras maneras de practicar sexo durante el embarazo de manera segura.

Los expertos estiman que en torno al 60% de las mujeres embarazadas mantienen o incrementan su deseo sexual durante los meses que dura el embarazo. Desde la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia sólo se desaconseja tener sexo durante el embarazo en casos de riesgo de aborto que hayan sido comprobados.

Desde la Canadian Medical Association (CMA) sólo se recomienda la abstinencia del sexo en este tipo de casos antes mencionados, y en los primeros días o semanas del postparto, ya que practicar el sexo  podría afectar a la recuperación o sanado de las suturas, pudiendo resultar en sangrado y molestias para la madre.

Otro mito que los expertos insisten en alejar es el de que el embarazo ‘blinda’ a las mujeres frente a las enfermedades de transmisión sexual. En este sentido, al tener sexo en el embarazo hay que contemplar las mismas precauciones de higiene y profilaxis que en cualquier otro momento.

En definitiva, el periodo del embarazo es una etapa de la vida tan buena como otra para disfrutar del sexo. Las únicas trabas, riesgos o contraindicaciones son, en este caso, las que os imponga vuestro especialista por razones puramente médicas. Además de tu ginecólogo, puedes consultar diversas publicaciones relativas a la práctica sexual en el periodo del embarazo. La mencionada web de la CMA dispone de un manual online con consejos sexuales durante este periodo. Otras publicaciones en castellano, como Jovenbebe te dan consejos e ideas acerca de todas las fases del embarazo y postparto.

 

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>