Menú principal

¿Qué es la Clamidia?

clamidia

La Clamidia es una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes. Por suerte, al ser una dolencia muy estudiada y habitual, también es fácil de diagnosticar y curar. Hoy vamos a mostrarte todo lo relacionado con esta afección.

¿Qué es la Clamidia?

Como te decíamos, la Clamidia es una enfermedad de transmisión sexual muy común, causada por la bacteria Chlamydia Trachomatis. Afecta tanto a hombres como a mujeres, y se puede transmitir mediante el sexo oral, anal o vaginal. Basta con mantener relaciones sexuales con otra persona que padezca esta enfermedad. Del mismo modo, las mujeres embarazadas que tengan esta enfermedad pueden transmitírsela a sus bebés, lo que genera una serie de problemas de salud en el bebé, tales como la neumonía o infecciones en los ojos. Asimismo, la clamidia puede ocasionar que el parto se adelante.

En este sentido, los varones también pueden transmitir la clamidia incluso en los casos en los que la relación sexual termine sin que haya eyaculación.

La manera más eficaz a la hora de evitar contraer la clamidia es mediante la práctica de relaciones sexuales seguras. La juventud, ausencia de pareja estable y la frecuencia de las relaciones sexuales son factores que elevan las posibilidades de padecer este problema.

Síntomas de la infección por Clamidia

Uno de los problemas que se presentan a la hora de diagnosticar la clamidia y, por tanto, una de las causas de sus altas tasas de viralidad, es que estamos ante una enfermedad que, en muchos casos, es asintomática. Cuando se producen, los síntomas que nos alertan de que podemos estar sufriendo una infección por clamidia son variados. Os mostramos los más comunes:

En las mujeres

–          Flujo vaginal anormal y de olor desagradable.

–          Escozor al orinar y al mantener relaciones sexuales.

En los hombres

–          Secreciones anómalas en el pene y dolor al orinar.

–          Escozor en la zona del pene.

–          Dolor rectal.

–          Inflamación testicular.

Tratamiento de la clamidia

Una de las ventajas (si se puede decir de esta manera) de padecer clamidia es que, una vez diagnosticada, es fácil de curar mediante un tratamiento especial con antibióticos. Estos medicamentos no han de compartirse y ha de terminarse el tratamiento, incluso aunque parezca que los síntomas han remitido.

Una vez realizado y concluido el tratamiento, es necesario realizar una revisión médica dos o tres meses después.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>