Menú principal

En qué consiste una labioplastia

labioplastia

Hay un número significativo de mujeres que se sienten acomplejadas por el aspecto de sus genitales, sobre todo, por el excesivo tamaño de sus labios menores. La labioplastia es la intervención adecuada para solucionar este problema. Consiste en reducir esta parte de la anatomía femenina para que luzca más joven y armónica. Los labios menores pueden aumentar sus dimensiones por razones congénitas o por el transcurso de los años, así como presentar una morfología asimétrica y flacidez.

Esta operación no sólo responde a motivos estéticos. Y es que esta alteración genital puede provocar una pérdida de confianza en sí mismas en las mujeres que la padecen. La labioplastia no sólo incluye los labios menores, sino que también puede extenderse a otras zonas próximas, como el pubis, el clítoris y los labios mayores. De este modo, se obtiene un resultado más uniforme.

Rejuvenecer el área genital

Con la adecuación de la forma de los labios menores, se consigue rejuvenecer los genitales de las mujeres. La forma y el tamaño de estas partes, incluso su color, son diferentes en cada persona. En la mayoría de los casos, los labios menores quedan escondidos en la vulva, tras los labios mayores. Cuando sus dimensiones son exageradas, estos sobresalen y causan trastornos tanto estéticos como físicos, ya que pueden producir roces con la ropa. Esta fricción continua causa que los labios menores se agrieten y se oscurezcan. Además, su excesivo tamaño dificulta la higiene íntima y puede ocasionar dolor durante las relaciones sexuales.

La labioplastia corrige esta situación mediante la extirpación del tejido sobrante y la recolocación del resto. Además, con esta intervención se logra realzar los labios mayores en aquellas pacientes que los tuvieran poco definidos. Se trata de una operación sencilla, que se lleva a cabo de forma ambulatoria con anestesia local. No obstante, es fundamental ponerse en manos de profesionales, como los que trabajan en la Clínica Iliou, para que los resultados sean satisfactorios y las pacientes no corran riesgos innecesarios.

La labioplastia no provoca traumatismos importantes y es una operación rápida. El aspecto que se consigue es excelente y puede percibirse plenamente seis semanas después de la intervención. Respecto a los cuidados postoperatorios, los especialistas recomiendan guardar reposo el día posterior a la operación para reducir las posibles molestias. Durante unos días, la paciente podrá notar la zona algo hinchada y un leve dolor. Los puntos se reabsorberán en unas dos semanas, pero es aconsejable esperar un mes para volver a tener encuentros íntimos.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>