Menú principal

Problemas en la mujer por falta de sexo

falta de sexo

Mantener una vida sexual saludable y satisfactoria es fundamental para tener una vida plena. Y es que se trata de una parcela muy importante, esencial para estar bien con uno mismo y con los demás. Son numerosas las investigaciones que se han llevado a cabo para conocer los efectos de la falta de sexo. En este post, vamos a referirnos a los problemas que genera en las mujeres la ausencia de relaciones sexuales, que pueden llegar a ser bastante conflictivos para el normal desarrollo del día a día. En primer lugar, la sequía de encuentros íntimos afecta enormemente a la autoestima. Y es que el carecer de sexo puede llevar a las mujeres a sentirse infravaloradas y no estar conformes con su apariencia física.

Este sentimiento de ser subestimadas puede llevar a las afectadas a estar malhumoradas durante gran parte del tiempo. La falta de sexo aumenta la irascibilidad de las personas y generar muchos enfrentamientos con los que tienen alrededor. Asimismo, la ausencia de relaciones íntimas provoca un notable aumento de los niveles de estrés en las parejas, según reveló un estudio realizado por la Universidad de Gottinga. La carencia de encuentros sexuales merma la comunicación entre los amantes, que se traslada al resto de ámbitos de sus vidas.

Además, algunos estudios señalan que las mujeres que tienen sexo insuficiente se vuelven más solitarias y evitar los contactos sociales. El motivo de este comportamiento está en la escasez de endorfinas (conoce más sobre estos neurotransmisores en Wikipedia).

Más enfermedades

Investigadores de diversos campos han llegado a la conclusión de que la falta de sexo causa en las mujeres más achaques de salud. Y es que está científicamente demostrado que las féminas que tienen menos relaciones sexuales poseen un 30% menos de anticuerpos antivirales y eso les lleva a padecer más enfermedades. Como ataques de corazón, que tienen más tendencia a sufrir, puesto que el sexo es una excelente actividad cardiovascular.

El ejercicio que se practica en el sexo también es beneficioso para fortalecer los pechos y los muslos, que se vuelven más flácidos ante la ausencia de relaciones. Además, bajan los niveles de progesterona, con lo que aumentan las posibilidades de tener un rostro con acné. El colágeno también se ve menoscabado por la falta de relaciones sexuales, con lo que la piel pierde tersura. En definitiva, que el sexo es imprescindible para sentirse bien tanto por fuera como por dentro.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>