Menú principal

Mantente en forma en la cama

mantente en forma en la cama

Estar en forma y pasar un buen rato en la cama parecen dos ideas antitéticos. Sin embargo, no salir de entre las sábanas no tiene por qué equivaler a descuidar nuestro físico. De hecho, el sexo puede ser una práctica deportiva en toda regla, siempre que lo practiquemos con una cierta ‘pasión’ e intensidad.

En su momento, la prestigiosa universidad británica de Bath (http://www.bath.ac.uk/ ) determinó que, durante la práctica sexual, los hombres pueden llegar a quemar hasta 100 calorías y las mujeres en torno a 70. Esto, claro está, depende de la duración y de la intensidad del ‘ejercicio’. En este sentido, el estudio de la Universidad de Bath estableció su cálculo a partir del estudio de parejas cuyas relaciones sexuales duraban, de media, unos 24 minutos.

De hecho, diversos estudios establecen que las calorías que se pueden llegar a quemar por minuto en una relación sexual más bien intensa son la mitad de las que se queman durante 60 segundos de running intenso. Es decir, tener buen sexo quema la mitad de calorías que la que es, probablemente, la actividad deportiva estándar con una mejor relación tiempo de ejecución-gasto energético.

La técnica, fundamental

Al igual que al salir a correr o cuando vamos a hacer pesas al gimnasio es necesario asimilar una cierta técnica para evitar lesiones, la técnica durante el sexo también determina si vamos a consumir más o menos energía.

Pocos libros (ninguno, de hecho) han conseguido describir las mil y una posibilidades y posturas del sexo como el legendario Kama Sutra. Algunas posturas, si van acompañadas de elevación de cadera y compresión de piernas y glúteos pueden incidir en las cualidades del sexo como ejercicio físico.

Por ejemplo, el misionero practicado con una cierta elevación de cadera por parte de la mujer incrementa la quema de calorías y fortalece el tren inferior. La amazona también ayuda a que la mujer incremente la potencia de la zona de las piernas y glúteos. Para los hombres, la clásica cuchara es una de las posturas más intensas, ya que el movimiento pélvico que tiene que desarrollar el varón es más intenso y favorece el gasto calórico.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>