Menú principal

Llega al orgasmo… haciendo deporte

llega al orgasmo... haciendo deporte

Practicar sexo puede considerarse casi como una modalidad deportiva en muchos aspectos. Y es que existen numerosos paralelismos entre el hecho de mantener relaciones íntimas y realizar determinados ejercicios físicos. Tanto es así que, según una investigación publicada en la publicación Sexual and Relationship Therapy, el 46% de las 530 mujeres participantes aseguró haber tenido un orgasmo al llevar a cabo una serie de ejercicios indicados.

Los especialistas en esta materia desconocen por qué la práctica deportiva puede llegar a ser tan excitante, aunque opinan que hay otras maneras de llegar al orgasmo diferentes a la estimulación del clítoris, la vagina y el punto G. Es decir, hay determinados ejercicios físicos en los que intervienen los músculos uterinos y el suelo pélvico y que pueden provocar contracciones musculares muy placenteras. Todo ello sin tener que recurrir al uso de las manos u otras partes del cuerpo.

Aumento de la frecuencia cardíaca

Otra teoría que sustentan algunos expertos en sexología se basa en que tanto el orgasmo como el ejercicio causan un incremento del ritmo cardíaco, así como de la temperatura y la presión arterial. De hecho, ambos provocan reacciones en el cerebro y puede que éste, en ocasiones, las confunda. A continuación, te proponemos una serie de ejercicios con los que puedes alcanzar un orgasmo distinto.

Por ejemplo, hacer abdominales puede desencadenar sensaciones placenteras, ya que el movimiento de contracción de estos músculos es fundamental para reforzar el suelo pélvico. Otro ejercicio efectivo es el que se realiza gracias a la silla del capitán, un aparato que está presente en la inmensa mayoría de los gimnasios y que se caracteriza por tener apoyabrazos acolchados y un soporte para la columna. Su mecanismo es muy sencillo: basta con apoyar las extremidades superiores y la espalda en la máquina y alzar las rodillas hasta el pecho.

Escalada para el suelo pélvico

Escalar también es un deporte muy beneficioso para mejorar el suelo pélvico. Al realizar esta práctica, es importante que contraigas bien estos músculos. Si quieres ir un paso más allá, envuelve las piernas y mantén la pelvis próxima a lo que estés escalando para que la fricción sea mayor. Asimismo, hacer pesas puede ser excitante. Con los pies separados a la anchura de las caderas, agáchate y coge una mancuerna en cada mano.

Luego, lleva las caderas hacia delante y levanta el cuerpo de cintura para arriba, sin doblar los codos, mientras subes las pesas hasta los muslos. Haz una pausa y vuelve a doblarte para bajar las mancuernas. Para incrementar las posibilidades de tener un orgasmo, inclina el trasero mientras practicas este ejercicio. Y, por supuesto, no podemos olvidarnos de la bicicleta. Inclina las caderas hacia delante mientras la utilizas y verás cómo se incrementará la fricción del clítoris. ¿Te animas a probar estos ejercicios?

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>