Menú principal

Las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes

las ets más comunes

Las enfermedades de transmisión sexual o ETS se han vuelto muy comunes hoy en día, principalmente por la falta de información, algo que resulta chocante en esta época en la que Internet nos puede resolver u orientar sobre muchas de las dudas que podamos llegar a tener sobre el sexo.

El exceso de confianza, la promiscuidad, no usar preservativos… son tan solo algunas de las causas más comunes del por qué se contraen esta clase de enfermedades. ¿Cuáles son las más comunes?

El VIH es una de las más peligrosas que hay, tanto que si no se trata puede llegar a ser mortal. Esta infección ataca al sistema inmunitario de nuestro organismo, pudiendo hacer que, en estados avanzados, una gripe pueda convertirse en una pesadilla. No existe vacuna para esta enfermedad aunque sí hay retrovirus muy potentes que hacen más lento su progreso.

La gonorrea es una infección que puede afectar al cuello del útero, recto, ano, garganta o uretra. Los síntomas pueden ser diferentes al orinar, desde ardor hasta la aparición de líquido blanco o flujo vaginal amarillento. Esta enfermedad se puede tratar, pero mejor es no tenerla y hacerlo siempre con precaución.

La clamidia es la enfermedad bacteriológica más común y en muchos casos no manifiesta ningún síntoma. Afecta tanto a hombres como a mujeres por igual, provocando diferentes síntomas como líquido blanquecino desde la uretra o dolor al orinar entre los hombres y flujo abundante, dolor al tener relaciones y sangrado anormal éntrelas mujeres.

Si no se trata de manera adecuada, la sífilis puede provocar incluso la muerte. Esta ETS puede ser tratada sencillamente con antibióticos o penicilina. El herpes genital es otra de las enfermedades a las que nos exponemos si no vamos con precaución y una vez nos contagiamos, el virus no desaparece de nuestro organismo aunque puede tratarse.

Si hablamos de virus, no podemos olvidarnos del virus del papiloma humano o VPH, el cual afecta tanto a hombres como a mujeres. En el 90% de los casos de infección, el sistema inmunológico acaba con la situación pero cuando no es posible puede provocar desde verrugas genitales hasta cáncer aunque existen vacunas para prevenirlo.

Tampoco podemos olvidarnos de otras enfermedades que se transmiten mediante relaciones con personas infectadas y sin tomar las precauciones necesarias. Candidiasis, tricomoniasis, condiloma, sarna o ladillas entre muchas otras.

Para evitarlas, siempre hay que utilizar medios profilácticos, no asumir prácticas de riesgo y realizarse una revisión médica al menos dos veces al año.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>