Menú principal

Los entresijos del shibari

shibari

La novela y la posterior adaptación cinematográfica de la trilogía Cincuenta sombras de Grey han despertado la curiosidad del gran público acerca de ciertos hábitos sexuales que practica un pequeño porcentaje de la población. Es el caso del ahora popular bondage (http://es.wikipedia.org/wiki/Bondage), una actividad que se basa en hacer ataduras con diversos objetos para inmovilizar a la pareja. Hoy vamos a detenernos en la variante japonesa de este ejercicio: el shibari. Un arte milenario que no busca la inmovilización de la otra persona como objetivo principal, sino que presta atención a otros factores, como el resultado estético del encordamiento.

En el shibari, también se valora la posición de las cuerdas en relación a los puntos que marcan los meridianos energéticos del organismo, según la tradición oriental. Mientras que el bondage se utilizan diferentes herramientas para realizar las inmovilizaciones (vendas, cintas, esposas…), en el shibari se emplean cuerdas confeccionadas con arroz o yute. ¿El motivo? Porque estas materias primas ofrecen un alto nivel de rugosidad. Los japoneses también recurren a las cuerdas de algodón. Es importante que tengan una longitud suficiente, de entre seis y 15 metros, para poder realizar los encordamientos de manera adecuada.

Las fases

Los japoneses destacan por ser muy rigurosos a la hora de llevar a cabo sus tareas. Y en el shibari no podían ser de otra forma. Esta disciplina erótica se ejecuta por etapas estrictamente medidas. En primer lugar, el maestro procede a inmovilizar el tronco de su pareja. Una vez realizada esta operación, se ocupa de hacer lo mismo con el trasero y el abdomen. La última fase consiste en hacer los nudos necesarios para que el cuerpo quede inmovilizado por completo. Hay tres métodos principales para colocar las cuerdas sobre el cuerpo de la persona que se somete al shibari.

El shinju, que significa las perlas, se efectúa con tres cuerdas cortas, aunque también puede utilizarse una de gran longitud y otra que tenga menos metros. Consiste en envolver los pechos hasta que las cuerdas ejerzan una presión determinada. Esta operación hará que aumenten su sensibilidad. Por su parte, el sakuranbo es el conjunto de ataduras que se realiza alrededor de las nalgas. Es un encordamiento muy sensual, puesto que las cuerdas pasan entre los labios mayores, en caso de que la pareja sea femenina.

El tercer método básico es el karada, que se lleva a cabo sólo con una cuerda larga, con la que se inmoviliza todo el cuerpo. Es esencial toman una serie de precauciones a la hora de practica el shibari, como proteger la piel si se van a pasar las cuerdas de manera rápida, ya que podrían producirse quemaduras. Es altamente recomendable que el encargado hacer las ataduras tenga experiencia para que evitar que ocurran incidentes.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>