Menú principal

Duerme más, si quieres tener más sexo

Duerme más si quieres tener más sexo

En un mundo como el de hoy, 60 minutos pueden suponer una gran ayuda. Tener sólo una horita más para nosotros representa la diferencia entre ir o no ir al gimnasio, tomar o no una caña con los amigos tras el trabajo, poder comer en casa todos los días… a todo esto deberías añadir desde ya que ganarle una hora al reloj al día nos ayuda a tener más (y mejor) sexo. En el diario de la International Society for Sexual Medicine (http://www.issm.info/ ) se acaba de publicar un estudio que establece que, para las mujeres, cada hora adicional de sueño y descanso incrementa hasta un 14% las posibilidades de tener sexo con la pareja.

Del mismo modo, esos sesenta minutos aumentan de manera considerable los niveles de excitación vaginal. El análisis fue efectuado a partir de encuestas conducidas en un periodo de unas dos semanas en 171 mujeres, la mitad de las cuales tenían parejas estables en el momento de inicio del estudio.

Las participantes respondieron preguntas tales como:

–          ‘¿Cuántas horas dormiste la pasada noche?’.

–          ‘¿Cuánto tardaste en dormirte?’.

–          ‘¿Has tenido sexo en las últimas 24 horas?’

–          ‘¿Te has masturbado en las últimas 24 horas?’.

De acuerdo con los especialistas (http://www.muyinteresante.es/salud/articulo/eduard-estivill ), las personas necesitamos alrededor de 7 u 8 horas de sueño diarias para rendir en plenas condiciones. De hecho, se calcula que la vida moderna en las ciudades y en el entorno laboral ha reducido precisamente en una hora el tiempo que le dedicamos al sueño a lo largo de los últimos 100 años.

Sueño y sexo, a la inversa

La relación del sexo opuesto con el descanso y la actividad erótica es parecida, si bien con algunas particularidades. Es bien conocido el tópico de lo poco proclives que son ellos a mantener largas charlas tras el sexo que, de manera habitual, les suele dejar más bien ‘KO’. Pues bien, ese letargo postcoital en el varón tiene una explicación científica. Curiosamente el sexo acelera el inicio del proceso del descanso, por lo que ayuda a los hombres a relajarse, al contrario de lo que ocurre con las mujeres, a las que haber tenido una sesión de sexo contribuye a activarlas y despejarlas.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>