Menú principal

Consejos para un buen sexo oral

sexo oral

La popular e influyente revista Newsweek apuntó en su día en un conocido artículo que, en el mundo, entre el 15 y el 20% de los matrimonios no practican el sexo en absoluto. Estos matrimonios sin sexo pueden serlo por acuerdo tácito entre las partes aunque, en la mayoría de los casos, la falta de comunicación suele estar detrás del problema. Y es que el sexo oral no hace únicamente referencia al cunnilingus o la felación. La palabra, el verbo, tiene mucho más que ver con la práctica sexual de lo que nos podríamos imaginar en un principio.  

Hablemos de sexo

“El sexo no es la respuesta, amigo. ¡El sexo es la pregunta!” –Mr Natural-

Como apuntaba en esta cita el cínico personaje creado por Robert Crumb, el sexo genera una gran cantidad de dudas y cuestiones a las que una comunicación fluida en pareja puede dar respuesta. Es importante pedirle a nuestra pareja qué es lo que queremos que nos haga, señalar aquello que no nos gusta o con lo que nos sentimos incómodos y, en definitiva, hablar de sexo incluso cuando no estamos practicándolo. Sólo así comenzaremos a estrechar los vínculos sexuales en pareja y nos conoceremos mejor.

“Hazme sexo oral”

O el clásico “Talk dirty to me”, frase inmortalizada por los roqueros de los ochenta Poison en uno de sus más conocidos temas, compuesto entre toneladas de laca y lentejuelas. Las palabras o frases acompañadas del lenguaje corporal pueden resultar una gran fuente de excitación por sí mismas. Bien aprovechadas son el complemento ideal en la fase de preliminares y durante el coito. Por supuesto, es necesario expresarlas en su contexto y en el momento adecuado para que cumplan su cometido.

Zona erógena

La importancia para el acto sexual de los susurros y las frases de contenido erótico bien escogidas también tiene una justificación “física”. En este sentido, el lóbulo de la oreja es una de las zonas más sensibles y erógenas del cuerpo, especialmente para ellos, por lo que hablar a tu pareja de cerca, al oído, puede contribuir a que se excite aún más.

Los antropólogos y expertos en lingüística afirman que la primera palabra que el ser humano aprendió a decir fue “no”. Ignoramos si esto es cierto, pero te aseguramos que si empleas correctamente tu “pico de oro” en la cama, la palabra que oirás de tu pareja con más frecuencia será “sí”.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>