Menú principal

Cómo hablar de sexo con los hijos

hijos

Uno de los momentos más “temidos” por los padres, y adultos en general, es cuando tienen que tener con sus hijos ‘la charla’. Si, en efecto, nos referimos a ese momento en el que los más pequeños de la casa nos hacen la primera pregunta sobre cómo se conciben los bebés. En este sentido, es necesario que los padres sepan algunas pautas que les permitan saber cómo hablar de sexo con los hijos.

Lo más importante, ser natural

Los expertos establecen que en la naturalidad está la clave. En este sentido, es importante que, desde pequeñitos, los niños comiencen a saber nombrar por su propio nombre las diferentes partes del cuerpo. Es, generalmente, a los dos o tres años cuando los niños y las niñas comienzan a adquirir conciencia de su propio sexo y a saber establecer las diferencias con el sexo opuesto. La naturalidad y la cercanía con la que se aborda cualquier cuestión evita que los niños se traumaticen o desarrollen pudor excesivo.

A partir de los 5 o seis años es cuando los pequeños comienzan a hacer más preguntas directamente relacionadas con el cuerpo y la sexualidad. Es importante ser claros y no evitar dar respuestas a sus cuestiones, aunque hay que buscar la manera de hacerlo. En este sentido, los expertos estiman que abordar un problema o cuestión a tiempo puede ayudarnos a evitar problemas y que los niños ya crecidos se enfrenten al sexo sin preparación.

Además de en casa, el papel de las instituciones educativas en lo referente a la formación de la educación sexual en los niños y adolescentes.

 Educación sexual

El Ministerio de Educación está preparando un proyecto de Real Decreto mediante el cual los alumnos de Primero a Tercero de la ESO estudiarán dentro de la asignatura de biología diferentes técnicas de reproducción asistida, dolencias y enfermedades de transmisión sexual, métodos anticonceptivos y demás conocimientos de sexualidad.

El objetivo de este proyecto es que, tanto desde el punto de vista físico como mental, los jóvenes adquieran los conocimientos que les permitan concebir el sexo y la práctica sexual como algo plenamente normal. Esto pretende evitar la transmisión de enfermedades de origen sexual entre los adolescentes y, asimismo, reducir las elevadas tasas de embarazos no deseados entre los adolescentes y jóvenes.

Las autoridades sanitarias estiman que en nuestro país alrededor de 1.400 jóvenes dan a luz como resultado de embarazos no deseados.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>