Menú principal

Cómo evitar la sequedad vaginal

sequedad vaginal

La sequedad vaginal es un problema al que tiene que enfrentarse un porcentaje significativo de parejas. Existen varias causas que provocan una hidratación insuficiente de este canal, como la menopausia, ya que durante ese período las mujeres producen menos estrógenos. Los fármacos antidepresivos y los modificadores hormonales que se emplean en el tratamiento de la endometriosis también pueden originar alternaciones en el organismo que desencadenan sequedad en la vagina.

No obstante, este trastorno no tiene por qué ser un condicionante en las relaciones sexuales. A continuación, te explicamos cómo evitar que la mucosa vaginal se reseque, ya que esta circunstancia provoca numerosas molestias y dolor durante los encuentros íntimos. En primer lugar, es esencial tener una actitud relajada. Y es que el nerviosismo sólo empeora las cosas, puesto que hace que lubriques menos.

Un buen remedio para ayudarte a estar tranquila y facilitar las relaciones sexuales es usar lubricantes. Así no tendrás que estar pendiente de si lubricas adecuadamente o no, hecho que se produce durante la fase de excitación, como explica la Federación Española de Sociedades de Sexología (FESS). Un baño con aceites esenciales o espuma antes de mantener relaciones y crear un ambiente agradable en el lugar en el que se van a producir también te ayudará.

La importancia de los preliminares

Un factor a tener en cuenta para propiciar la lubricación es el de dedicarle el tiempo necesario a los preliminares. Para evitar la sequedad vaginal, es muy importante que tu pareja y tú prolonguéis estos juegos previos hasta que estés lo suficientemente excitada. Además, los preliminares os ayudarán a relajaros y disfrutar más de las relaciones. También puedes favorecer la lubricación mediante la dieta. Consumir alimentos ricos en agua y beber abundantes líquidos a diario redundará en una mejor hidratación de tu cuerpo, lo que influye directamente en la lubricación vaginal.

Por supuesto, es recomendable mantener una correcta higiene a la hora de tener relaciones sexuales. Y, sobre todo, en las partes íntimas. El olor natural es atrayente, pero no hay que confundirlo con el aroma que se desprende por la falta de aseo. Si a pesar de llevar a la práctica estos consejos sigues teniendo problemas de sequedad vaginal, puedes optar por los lubricantes, como comentamos anteriormente. Es mejor que sean de base acuosa en lugar de contener aceites, sobre todo si utilizas preservativos, que pueden romperse. Los lubricantes con silicona suele ofrecer sensaciones muy placenteras y es preferible huir de los que incluyen espermicidas.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>