Menú principal

Características, causas y tratamiento de la anorgasmia

tratamiento de la anorgasmia

La anorgasmia es la incapacidad recurrente de experimentar un orgasmo, incluso después de una fase de excitación sexual perfectamente normal. Estamos ante una de las disfunciones de tipo sexual más habituales en las féminas aunque, si bien en mucha menor medida, también puede darse en los hombres. Pese a ser un problema con tratamiento, aquellas personas que padecen de anorgasmia pueden experimentar unos ciertos tabúes que les alejen de buscar una solución.

Tipos de anorgasmia

En este caso no se puede hablar de anorgasmia como un fenómeno unitario, ya que hay diferentes tipos, desde la anorgasmia absoluta, en la que no es posible alcanzar el orgasmo bajo ninguna circunstancia ni con ningún tipo de procedimiento, a la anorgasmia situacional, en la que la persona que la padece alcanza el orgasmo sólo en determinadas condiciones. A partir de ahí también podemos hablar de anorgasmia primaria (quien la sufre nunca ha alcanzado el orgasmo), secundaria (alguien deja de experimentar orgasmos de repente) y relativa, que se produce cuando la persona no alcanza el clímax por una determinada vía.

Incidencia de la anorgasmia

De acuerdo con las estimaciones de los especialistas, sólo en torno al 5% de los casos de anorgasmia (en sus diferentes tipos) se debe a causas orgánicas. Diversos estudios determinan que alrededor de 15 de cada cien mujeres presentan este tipo de problemas en mayor o menor medida. La ansiedad asociada a la práctica sexual parece estar directamente relacionada con un 90% de los casos.

El pudor de algunas mujeres a pedir otras vías de estimulación, así como la monotonía y el aburrimiento en la práctica sexual pueden ser las causas más habituales de este trastorno. En todo caso, la mejor manera de determinar sus posibles causas y soluciones es acudir al especialista.

Tratamiento del problema

La anorgasmia tiene tratamiento y solución. Más sencilla en ocasiones de lo que las personas que la sufren pueden pensar. El principal obstáculo hacia la recuperación, especialmente en el caso de las mujeres, es el miedo infundado a la estigmatización social que admitir la anorgasmia podría generar.

Salvo en los raros casos en los que este problema tiene causas orgánicas, la terapia psicológica por parte de especialistas es esencial para superar la anorgasmia. Asimismo, es necesario que la mujer se sienta segura con su propio cuerpo y su sexualidad. La confianza en una misma es, en este caso, el principal cimiento de la recuperación.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>