Menú principal

¿Afecta el sexo al rendimiento deportivo?

¿afecta el sexo al rendimiento deportivo?

Desde hace tiempo, con la profesionalización del deporte, ha surgido una cierta discusión entre aquellos que defienden la libertad de los atletas a la hora de tener sexo antes de una competición y aquellos que, en el lado contrario, consideran que esto es poco menos que un sacrilegio que les condena a la derrota sin remedio.

En este sentido, la polémica ha estado servida durante este Mundial de fútbol de Brasil. Muchas selecciones de fútbol impusieron o sugirieron una especie de ‘celibato’ a sus estrellas para que nada se interpusiera entre ellos y la victoria. El objetivo de estos combinados, entre los que se encontraba la selección española, era alejar de la mente del futbolista cualquier tipo de distracción. Resultado: todas esas selecciones cateron eliminadas en la primera fase.

A lo largo de los años han sido muchos los estudios que han tratado de analizar si, realmente, existe una relación causa-efecto entre la práctica del sexo y un mal rendimiento en competiciones deportivas de alto nivel. Hace unos años, fue la canadiense Universidad McGill la que hizo un acercamiento técnico al estudio de la relación entre sexo y deporte.  El estudio analizó durante varios días el comportamiento y rendimiento físico de unos 15 exdeportistas de alto nivel tras haber mantenido relaciones sexuales con sus esposas la noche previa.

Ni el rendimiento, ni el desempeño, fuerza o resistencia de los atletas se resintió lo más mínimo después de haber tenido sexo. Otro estudio, éste realizado en la Universidad de Ankara, en Turquía, va aún más lejos al afirmar que el sexo no sólo no afecta al rendimiento deportivo sino que, además, lo optimiza, siendo ambas realidades complementarias. El estudio, realizado a jugadoras de balonmano y voley de entre 20 y 45 años, relaciona de manera unitaria la práctica sexual y el deporte como maneras de mejorar la presión sanguínea en las mujeres.

Tengamos en cuenta que los expertos consideran que la práctica del sexo conlleva una quema de calorías de entre 3 y 5 por minuto. En una sesión de jogging serían unas 10. Estamos, pues, ante una opción que no altera, tal vez incluso mejora, el rendimiento deportivo, sirviendo como calentamiento (nunca mejor dicho) a nivel cardiovascular.

El esfuerzo que implica una sesión media de sexo equivale a subir un par de pisos de escaleras o correr a ritmo moderado unos siete minutos. ¿Diríais que esto puede afectar a un deportista de élite?

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>